Blog

Ha sanado su feminidad:

 

Si usted ama y es amada, respeta y es respetada, colabora en una relacion conciente y armonica con su hombre. De ninguna manera critica, violenta ni maltrata a otra mujer conciente o inconscientemente, no hace discordia entre feminas, no difama a sus congéneres, no compite insalubremente ni rivaliza desde un ego enfermo, no se alía con su hija, nieta, hermana, amiga, abuela, prima, sobrina etc. en contra de otra mujer, no habita en una guerra de sexos, no traiciona a una su espejo siendo "la otra" y por supuesto no envidia ni intenta separar parejas como la anteriormente mencionada bajo ninguna circunstancia, por ejemplo por medio de la intriga, la difamacion o proyectando represion sexual tipo dicotomia virgen-puta en seres de su genero.

Claudia Guadalupe Martinez Jasso